La técnica amigurumi que se ha puesto tan de moda

¡Hola, ganchilleros y ganchilleras!

Estas cerezas no están hechas con la técnica amigurumi

Unas cerezas amigurumi cuyo patrón encontrarás en el blog

Estoy seguro de que has oído/ leído en más de una ocasión, incluso proveniente de grandes tejedoras expertas, que tal o cual peluche está realizado siguiendo la técnica amigurumi (o la técnica del amigurumi). ¿Tú también lo has dicho alguna vez?

Bueno, lamento mucho decirte que eso no es correcto. Que conste, no intento dar mi opinión, quiero hablarte lo más objetivamente posible, pero igualmente si tú no estás de acuerdo conmigo, ¡perfecto! Yo no censuro a nadie, cada uno es libre y yo no me voy a enfadar contigo. 🙂

Ahora bien, si tienes curiosidad y deseas saber por qué digo esto, así como prestar atención de ahora en adelante, ¡pues sigue leyendo!

¿Técnica o amigurumi?

Antes de empezar, entendamos bien qué es una técnica. Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE), técnico, ca, en su quinta acepción, se refiere al “conjunto de procedimientos y recursos de que se sirve una ciencia o un arte”. Y en su séptima acepción, afirma que se trata de la “habilidad para ejecutar cualquier cosa, o para conseguir algo”.

Técnica de coser, no técnica amigurumi

Coser sí es una técnica que se puede aplicar a los amigurumi

¿Y un amigurumi no es precisamente eso? Pues no, lo siento, pero un amigurumi es un producto ya acabado, no un procedimiento ni una habilidad para lograr hacer algo.

Desglosando amigurumi en partes

Si no te lo he dicho antes, aprovecho ahora para hacerlo: no soy un experto ni un filólogo, pero realicé mis estudios superiores en traducción con chino como segunda lengua, y después me especialicé con un máster sobre Asia oriental por la rama de Japón (con japonés como materia). Gracias a todo esto he podido comprobar que amigurumi no es una palabra sin más, elegida al azar. ¿Qué significa amigurumi?

Esta palabra se compone, como en muchos otros casos en las lenguas asiáticas, de varias palabras que aportan sus significados individuales. Por un lado se encuentra ami, que deriva del verbo amu, que literalmente significa tejer, tal y como lo conocemos nosotros. Por otro lado, está la palabra gurumi, que proviene del verbo kurumu, que significa envolver, cubrir o empaquetar.

Gurumi sería algo que envuelve o cubre otra cosa. Aparece en la palabra “peluche”, que en japonés se dice nuigurumi, y que se podría traducir como “cubierta o envoltorio cosido”. POR TANTO, en el caso de amigurumi, sería algo como “envoltorio tejido”.

Este gatito no está realizado con la técnica amigurumi

Gatito a amigurumi cuyo patrón encontrarás en la tienda

En ambos casos, ¿un envoltorio? Bueno, no hay que tomarlo al pie de la letra, pero piensa que los peluches, y también los amigurumi, tienen un relleno en su interior que queda cubierto. Así pues, amigurumi no es más que un “peluche tejido”.

¿Técnica amigurumi?

Pues llegados a este punto, no, creo que no podemos decir que el amigurumi sea una técnica. Más bien es un producto, un objeto terminado. Y para realizarlo hay que usar una técnica, sí: el ganchillo o crochet (¡también puede ser a dos agujas o tricot!) que nos permita tejerlo, ya que esto sí es un conjunto de procedimientos y habilidades de las que nos servimos para realizar algo.

¿Ocurre algo si sigues diciendo “técnica amigurumi o del amigurumi”? Pues no, nadie se va a fijar (salvo yo, quizá jaja), pero no está de más saber un poquito de cultura sobre algo tan bonito, ¿verdad? Además, como traductor me gusta que el lenguaje se use bien, aunque cada uno tendrá su opinión.

Espero que te haya resultado interesante. Déjame tu punto de vista en los comentarios. ¿Conoces algún detalle curioso más sobre este asunto? ¡Me encantará conocerlo! Además de tejedor, soy un poco friki de los idiomas, así que para mí será un placer saber más cosas. Nos vemos en la próxima entrada.

¡Hasta la próxima!

Fuentes

  • Diccionario de la Lengua Española (2017). Técnico, ca. Real Academia Española.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!